BRASIL


A. DIAGNÓSTICO: 15% DE FAMILIAS COCINA CON BIOMASA




A nivel nacional, el 15% de los hogares depende de la biomasa como fuente para cocinar. Esto implica a 9 millones de hogares. Además, la leña representa el 30% de la energía que consume el sector residencial.

En la zona de la Caatinga (que es un bosque seco, semi-árido) vive el 50% de los usuarios de biomasa (leña y carbón), de los cuales la mitad se encuentra en los peores niveles del Índice de Desarrollo Humano; la supervivencia depende en gran medida de los recursos naturales. En esta población la tasa de analfabetismo es alta, el nivel de saneamiento es bajo y la esperanza de vida es la menor del país.



B. DESARROLLO DE LAS INICIATIVAS: AUTOCONSTRUCCIÓN Y EMPRESA PRIVADA




Se ha desarrollado experiencias sobre estufas geoagroecológicas, autoconstruidas con materiales locales. Se ha instalado estufas con el apoyo del gobierno y créditos de carbono.

La empresa privada, desde el 2004, ha incursionado en la fabricación de estufas para la clase media y comunidades rurales. También se ha investigado sobre la adopción de los fogones de etanol. Las instituciones involucradas en estas experiencias son del sector público, privado, de la cooperación nacional e internacional.

C. AVANCES Y LOGROS: PROGRAMA ESTATAL PARA FOGONES ECOEFICIENTES


En julio del 2013 se realizó el I Seminario Brasileño de Estufas Eficientes, con la participación de la mayoría de las instituciones que trabajan en el tema. El principal logro ha sido la sensibilización del Ministerio de Medio Ambiente, el cual está desarrollando un programa de gobierno para incentivar fogones ecoeficientes en la Caatinga, a fin de prevenir la desertificación.

D. RETOS: SENSIBILIZACIÓN Y MAYOR INVERSIÓN


Es preciso sensibilizar a los gobiernos y usuarios sobre la importancia de las estufas eficientes. Además, debe crearse líneas de financiamiento, incrementar el acceso a las tecnologías y mejorarlas constantemente.